Una empresa comprometida con el medioambiente

Una empresa comprometida con el medioambiente

10/09/2018

La producción petrolera adquiere componentes contaminantes que no pueden ser desechados de manera sencilla porque podría perjudicar al medioambiente. Para el emblema Copetrol este aspecto es muy importante, por ende, cuenta con herramientas que contribuyen con su cuidado, tal es el caso de la Pileta API (American Petroleum Institute), una herramienta clave para el Tratamiento de Aguas Residuales en Refinerías de Petróleo, para la remoción de aceites sólidos suspendidos.

La herramienta a simple vista es más que un pozo donde se aprovecha las propiedades químicas y físicas de los hidrocarburos, diseñada para satisfacer la eventual demanda de los volúmenes de manejo de los combustibles.  

Goza de dos sistemas de desagüe, el fluvial, destinado a las aguas provenientes de las lluvias que van al río y el industrial, para las aguas contaminadas con elementos químicos o ajenos a la materia prima.

Lo que realiza básicamente es separar el líquido contaminado del agua. Al culminar este paso, se vierte al desagüe fluvial el agua para que vaya al río, mientras que el desecho industrial o producto contaminante pasa a manos de una empresa tercerizada que succiona y lleva el residuo. Para garantizar tal procedimiento facilita un certificado de disposición final que exige la Secretaría del Ambiente (SEAM), autoridad máxima que vela por el medioambiente.

A través de este procedimiento Copetrol avala que ningún producto termine en el cauce hídrico y mucho menos perjudique el medioambiente, demostrando así su compromiso con éste y su entorno.