Preguntas frecuentes sobre Combustibles

Los combustibles, básicamente son separaciones físicas de distintos tipos de hidrocarburos provenientes del petróleo crudo.

Este proceso se realiza en una torre de destilación aprovechando los diversos puntos de ebullición de los hidrocarburos, obteniendo así gases, kerosenes, diésel y gasolinas. La calidad depende del petróleo procesado.

Nuestra calidad está avalada por controles que abarcan en su totalidad desde su elaboración en las propias refinerías que realizan los análisis, hasta el proceso de distribución.

Los sistemas de certificación son muy exigentes, esto nos da la tranquilidad de que contemos con un producto totalmente controlado. Contamos con la planta más moderna de almacenamiento, verificando la calidad de los combustibles mucho antes de su recepción en nuestros tanques con un equipado laboratorio de alta tecnología.

Una vez que el producto está en la zona de despacho, se vuelve a controlar antes de ser distribuida por nuestros camiones contando con un número de certificado que sirve para la identificación antes de su destino final protegiendo las propiedades del combustible.

Son bastante similares ya que ambos tienen 4 cilindros y pasan por los mismos procesos de admisión, compresión, combustión y escape.

La energía química es liberada por la combustión transformándose en energía mecánica, esto mueve los pistones de arriba hacia abajo dentro de los cilindros, que a su vez están conectados a la biela y cigüeñal, convirtiendo esta energía en movimiento, que de ser lineal pasa a ser giratoria, esto hace que se muevan los vehículos.

La diferencia principal es que el motor naftero, entra a una cámara de combustión que tiene una mezcla de aire y nafta, esta se comprime y es encendida cuando la chispa de la bujía salta, a diferencia del motor diésel que la admisión es solo de aire que se comprime y llega a una temperatura y presión muy alta, solo ahí ingresa el diésel por medio de finas gotas en los inyectores, así se inicia la combustión.

Esto solo ocurre cuando la compresión llega hasta un aproximado de 8:1 a 12:1 siendo naftero, pero en el caso de diésel la compresión va entre los 14:1 hasta 25:1. El octanaje es lo que determina su capacidad antidetonante para resistir la compresión producida por la nafta y dejan que la mezcla entre aire y combustible sea la perfecta, esto hace que la combustión arranque con el encendido de la bujía y no antes. Todo se relaciona con la destilación, presión de vapor y octanaje.

En cambio con el diésel la volatilidad, fluidez y calidad de encendido son los que permiten que el diésel sea inyectado por medio de finas gotas a la cámara de combustión para  encenderse automáticamente por la alta presión y temperatura del aire en el interior de la cámara de combustión.
Acá se relaciona con la destilación, viscosidad y número de cetano.

La diferencia radica en la capacidad antidetonante, mientras mayor octanaje, mayor será la resistencia a detonar dependiendo de la compresión del motor, el combustible mezclado con aire debe resistir la alta presión y temperatura. Mientras mayor es el octanaje, mejor es la respuesta del motor ya que las prestaciones aumentan, esto disminuye el consumo. También recomendamos leer el manual de sus vehículos para conocer el combustible indicado y así lograr un desempeño ideal.
La razón principal es la detonación antes del encendido de la bujía, esto genera golpeteo y posterior deterioro del motor. Recomendamos evitar esto ya que los motores tradicionales no cuentan con la tecnología que controla este funcionamiento. En la actualidad hay motores que si detectan el menor octanaje ya que la detonación es regulada automáticamente, si bien esto evita el efecto de detonación, también disminuye la potencia del vehículo.

El daño está directamente relacionado con la cantidad de combustible erróneo que sea cargado, en una pequeña cantidad, como por ejemplo del 1%, sólo causará anomalías de funcionamiento que se detectaran al escuchar el motor. Pero si desafortunadamente la cantidad es mayor, lo recomendable es no encender el vehículo, vaciar el tanque de combustible y de ser posible, limpiar cañerías, inyectores y cambiar el filtro.

Los vehículos más modernos actualmente cuentan con un diámetro menor en sus bocas de tanques y en otros casos con un adhesivo indicador del combustible correspondiente.

En nuestras estaciones de servicio contamos con los picos en sus lugares completamente identificados y ante cualquier duda, también tienen un capuchón de color distintivo y el diámetro de acuerdo al combustible. De igual manera siempre recomendamos a nuestros clientes que se estacionen frente al tipo de combustible que desean cargar.

Queremos escucharte y conocer tus reclamos e inquietudes.

phone Teléfono
021 537 445 (RA)
Whatsapp
0984 311 320

Copemarket

En COPEMARKET encontrarás la mejor atención, productos de calidad y esas delicias que tanto te gustan disfrutar sin importar el día o la hora en la que vengas. Te esperamos una y otra vez en cualquiera de nuestros 79 locales COPEMARKET, un lugar para vos los 365 días del año las 24 horas.

Tarjetas

Administra y controla la cargas y consumos de tu flota de vehiculos desde donde estés con nuestra Tarjeta Red Flota

Centros de lubricantes

En Copetrol tenemos el lugar perfecto para que realices el cambio de aceite en tu vehículo, porque Oil Center de Petronas cuenta con todo lo necesario para tu tranquilidad y la de tu auto.